FÁBULA DEL TALLER DE MANTENIMIENTO.

Erase una vez un viejo taller de mantenimiento donde había un letrero que decía aquí se hacen los trabajos BUENOS, RÁPIDOS Y BARATOS, pero existe una sola condición estimado cliente, usted solo puede escoger dos de las tres palabras para su encargo.

  • Si lo quiere BUENO Y RÁPIDO, no será BARATO.

  • Si lo desea BUENO Y BARATO, no será RÁPIDO.

  • Si lo quiere RÁPIDO Y BARATO, no será BUENO.

Todo en la vida, como podemos ver en la fábula anterior requiere de un equilibrio para que funcione adecuadamente y a esta ley no escapa la gestión de activos, la cual se rige por tres palabras mágicas COSTO, RIESGO Y BENEFICIO, pero a diferencia de la fábula anterior estas tres palabras deben ir juntas y en equilibrio, ya que de lo contrario alguno de los entes interesados de la organización puede salir perjudicado.


Si el inversionista quiere magnificar su BENEFICIO disminuyendo COSTOS, seguramente se dispararía el RIESGO, reflejándose en muchos accidentes que afectan a los trabajadores o al ambiente y esto afectaría la sostenibilidad del activo a futuro.


Si los trabajadores quieren disminuir exageradamente el RIESGO, para sentirse sobre protegidos y seguros, eso va a incrementar los COSTOS, esto va a afectar directamente a los inversionistas disminuyendo el BENEFICIO, o afectará al cliente incrementando los COSTOS del producto, lo que igualmente afectará la sostenibilidad del activo, por la caída de las ventas.


Si los clientes desean disminuir los BENEFICIOS de los accionistas para mejorar su capacidad adquisitiva, eso va afectar los COSTOS y el RIESGO, por lo que afectará directamente a los accionistas, al ambiente y a los trabajadores, lo que igualmente afectará la sostenibilidad del activo.


Por último se deseamos sobreproteger el Ambiente, con regulaciones ambientales cada vez más exigentes, eso va a impactar negativamente en los COSTOS, lo que seguramente afectará los BENEFICIOS y muy probablemente el RIESGO interno asociado a la seguridad de los trabajadores, afectando a los inversionistas y trabajadores y con ello igualmente la sostenibilidad del activo.


MORALEJA:

La gestión de activos no escapa de las leyes del equilibrio de la vida, es fundamental la existencia en todo proceso productivo de un balance entre el COSTO, RIESGO y el BENEFICIO.


CRÉDITOS:

Esta fabula es una adaptación al Sistema de Gestión de Activos del autor, basado en la fabula La vida en tres palabras , autor: Salvador Gomez, tomada del siguiente enlace:

https://www.youtube.com/watch?v=m7qoAKXEi8c


940 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo